DIFERENCIAS ENTRE CARGA RÁPIDA Y CARGA DE OPORTUNIDAD - SIMAC - Montacargas
La optimización en los almacenes del comercio electrónico
13 agosto, 2021

DIFERENCIAS ENTRE CARGA RÁPIDA Y CARGA DE OPORTUNIDAD

Cuando un negocio depende del rendimiento de una flotilla de montacargas, sus baterías merecen un análisis cuidadoso. Muchas operaciones han adoptado la carga rápida y la carga de oportunidad, dos alternativas similares, pero distintas a las prácticas convencionales de la carga de baterías.


Expertos en esta tecnología señalan que un plan de carga rápida o de oportunidad bien implementado mejorará la eficiencia del montacargas al reducir o eliminar la necesidad de cambiar las baterías entre turnos.


Si bien los términos a menudo se usan indistintamente, como regla general, la carga rápida se refiere a un proceso de carga que utiliza tasas de carga iniciales de 25 a 50 amps. por 100 AH. de la capacidad de la batería. En cambio la carga de oportunidad utiliza tasas de carga más bajas de hasta 25 amps. por 100 AH.


La tasa de carga inicial es importante porque las baterías de los montacargas se cargan en una curva; para reducir el tiempo dedicado a la carga, la batería necesita recibir más corriente al comienzo del ciclo de carga. En ambos procesos, la carga disminuye gradualmente.


La carga de oportunidad generalmente termina cuando la batería está al 80 por ciento de su capacidad. Algunos cargadores rápidos llevan el estado de carga al 100 por ciento, pero requieren tiempos de carga integrados (la carga de oportunidad puede tener lugar siempre que un montacargas no esté en uso, por ejemplo, durante los descansos o cuando los trabajadores estén ocupados con otras tareas).


Las ventajas y desventajas de cada proceso variarán según el diseño de las baterías y el horario de trabajo de la flotilla. En términos generales, los operadores deberán tener en cuenta los siguientes factores al considerar cualquiera de los enfoques:


Vida útil reducida de la batería: las baterías de carga rápida generalmente duran tres años o menos, en comparación con la vida útil de más de cinco años de una batería con carga convencional. La carga de oportunidad también puede reducir la vida útil de la batería, aunque de manera menos significativa.


Como las baterías de los montacargas son costosas cualquier reducción en la vida útil merece una consideración cuidadosa. En pocas palabras, las estrategias de carga convencionales a menudo ahorran dinero a largo plazo.


Sobrecalentamiento: las cargas rápidas y de oportunidad pueden reducir aún más la vida útil de la batería al sobrecalentar las baterías durante la primera fase del ciclo de carga. Una carga inicial más alta aumenta las posibilidades de sobrecalentamiento, y para mantener seguros a los trabajadores, los jefes deben ser conscientes de esta posibilidad. Los trabajadores deberán estar capacitados para abordar el sobrecalentamiento y otros problemas antes de que se ponga en uso el equipo de carga.


Disponibilidad del equipo de carga: el equipo para carga de oportunidad es mucho más común que el equipo para carga rápida, y encontrar cargadores rápidos asequibles para ciertas baterías puede ser difícil. Con cualquiera de los dos modelos, los jefes operativos deben sopesar los beneficios del equipo de carga con el costo del equipo y las reducciones esperadas en la vida útil de la batería.


Para la mayoría de las operaciones, los cargadores de batería estándar (y un área de baterías bien equipada) siguen siendo un mejor enfoque a largo plazo, pero los procesos de oportunidad y de carga rápida pueden ser útiles en algunas operaciones. Las instalaciones con flotas de montacargas particularmente grandes a menudo utilizan una combinación decarga tradicional, de oportunidad y rápida. Calcular la viabilidad puede ser difícil, pero el equipo de manejo de baterías adecuado puede ayudar a limitar algunos riesgos mientras se optimiza cualquier tipo de estrategia de carga de baterías.


Si necesitas asesoramiento para este tema y otros de tu interés, llámanos estamos para atenderte al (999) 986 0148


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *